El Orden Universal.

La Ley de Resonancia nos explica que atraemos a personas, situaciones y lugares que están en un nivel de conciencia y vibración similar al nuestro.  Lo similar atrae a lo similar.

La pregunta es, ¿cómo manifiesto a esas personas, situaciones y lugares?

Y la respuesta es muy simple, a través de la Ley de Causa y Efecto. No hay estímulo sin respuesta. La causa será la acción que realizas y el efecto será el resultado de esa acción.

Luego entonces si la acción fue generada desde la inconsciencia manifestarás personas inconscientes y/o ignorantes, situaciones caóticas y lugares desagradables; por el contrario, si la acción o causa es generada desde la consciencia o personalidad mágica se generarán personas virtuosas, situaciones de júbilo, dicha y prosperidad y lugares maravillosos.

Una subcategoría poco entendida de estas enseñanzas es la del deseo constante de recibir únicamente el efecto o respuesta, sin haber realizado ningún esfuerzo o peor aún de manera gratuita.

Y este es un tema que hace poco leí y que me pareció muy importante compartir, ya que por ignorar que existe un Orden Universal (lo creas o no), por el sólo hecho de existir, este Orden Universal te aplica, sí o sí.

Voy a ponerles un ejemplo para mejor claridad: Yo soy abogada también y constantemente amigos y/o familiares me piden les revise contratos o les asesore en asuntos de orden jurídico, de manera gratuita, “sin que cause honorarios” dicen siempre.

Al momento de yo aceptar hacerlo, les estoy entregando mi energía, tiempo y conocimientos, por lo que, de acuerdo con la Ley de Causa y Efecto, debería de recibir de vuelta “algo”. De lo contrario, energéticamente yo quedo en un estado de déficit y la persona que recibió el favor y no dio nada a cambio, se convierte en deudora energética.

Sepan ustedes que el Universo nunca se equivoca, es perfecto y realizará los movimientos energéticos necesarios para restablecer el Orden Natural de Dar y Recibir, Causa y Efecto.

¿Cómo se restablece este Orden? El deudor energético comenzará a tener gastos económicos no previstos, problemas de salud que requerirán dinero y esfuerzo, pérdidas materiales, sufrirá robos o fraudes.

De igual manera la persona que queda en déficit energético, al no cobrar ha enviado un mensaje al Universo de que su energía, tiempo y conocimientos valen nada, por lo que comenzará a tener problemas para cobrar o recuperar dinero o para adquirir bienes.

No hay que ignorar el Orden Universal ni sus Leyes, porque creamos que existe o no, tengamos conocimiento de él o no, hayamos tenido la intención o no, se aplica a todo ser existente.

Este Orden Universal aplica de igual manera a los daños y prejuicios que ocasionemos con nuestra acción u omisión, detrimento a otros a través de nuestros bienes, personas o animales a nuestro cargo.

Por lo explicado anteriormente, es que les invito a pagar por los servicios recibidos y cobrar por los servicios realizados, si no es con dinero háganlo en especie, a resarcir los daños ocasionados a otros, así evitarán ser deudores energéticos o generarse deuda Kármica.

Es tu responsabilidad atraer bendiciones y abundancia a tu vida y alejar desgracias y pérdidas.

Si he podido despertar tu curiosidad sobre este tema, te invito a poner atención en tus actos y tus pensamientos. Gracias por leerme. Melissa

Deja un comentario

Carrito de compra
Scroll al inicio